martes, 8 de septiembre de 2009

Solomillo con tomate

Esta receta es todo un clásico en mi casa. Yo la recuerdo desde niño y siempre bien picante. Además era una especie de ruleta rusa, porque mi madre no siempre encontraba y eliminaba la guindilla, y te podía tocar. Ahora, y debido a que a mis hijos les encanta y son demasiado pequeños para tanto picante, la hago sin la guindilla correspondiente. Si sois valientes y os gusta el picante no dudéis en ponerla.

Ingredientes: (2-3 personas)
1 solomillo de cerdo a rodajas
Un puñado de hierbabuena seca
1 bote de tomate troceado (personalmente me gusta el de Mercadona)
Sal, aceite y 1 guindilla (creo que en el bote pone cayena)

Preparación:
Se pone a calentar un poco de aceite (que cubra el fondo) en una cazuela. Se sofríe el solomillo durante unos 5 minutos, salándolo un poco.
A continuación se añade el bote de tomate, la hierbabuena, un poco más de sal y (opcionalmente) la guindilla.
Se deja cocer a fuego medio unos 25 minutos o hasta que reduzca el tomate.

Este plato hay que acompañarlo de pan... que le da más alegría

No hay comentarios: