sábado, 31 de octubre de 2009

Calabazas de Hallowen

Aunque no soy nada aficionado a las fiestas de origen americano (los que me conocen saben que odio a Papá Noel) reconozco que la de Hallowen tiene su encanto y ya hace un par de años que le hago a mi hijo Jordi una calabaza para el cole.
Este año he aumentado la producción a tres: una para Jordi (que además este año ya trabaja la fiesta de Hallowen en Inglés en el cole, en su clase de 4 años), una para Núria (para la Escoleta, después de pedir permiso a la profe por si les daba miedo a los nenes) y una pare Jorge Colomina.
¿Como las he hecho? Fácil. He cortado la parte superior metiendo a fondo un cuchillo pequeño y he retirado la tapa. Les he quitado las semillas con una cuchara y las he vaciado con un sacabolas (de los que se utilizan para hacer bolitas de melón). Con la pulpa he hecho una Sopa de Calabaza.
Por último, he descargado de internet un par de diseños de calabazas, las he impreso al tamaño adecuado, y con un par de chinchetas, he fijado el dibujo a la calabaza. Después con mucha paciencia y un cutex, he ido marcando el dibujo sobre la calabaza y después acabando de cortarlo con el mismo cutex.
Y he aquí el resultado...


Las calabazas son pequeñas... que sino me sale sopa para un regimiento.

No hay comentarios: