martes, 9 de marzo de 2010

Menú Cumpleaños Gabriel y Carolina



Últimamente voy bastante liado de trabajo, evaluaciones y cosas de esas que hacemos los profes, así que no he tenido ni tiempo de poner, como es mi costumbre, el menú de mi cumpleaños y el de mi mujer.
La verdad es que resultó bien, aunque tiré mucho de recetario, siempre con pequeñas adaptaciones, para confeccionar el menú.
Del aperitivo, la única originalidad ya que el plato principal era contundente, fueron unos dátiles naturales de Elche (superdulces y enormes) a los que les cambié el hueso por un poco de queso para untar y les di un suave toque de horno... la verdad es que estaban deliciosos (aquí queda el agradecimiento especial a Alejandra de Frutos Secos Santiago del Mercado de S. Roque de Alcoy, que me dio la idea)
Como platos voy a destacar una Receta de patatas asadas dos veces del blog Directoalpaladar.com.
La única variación sobre la receta original es que, por falta de tiempo, no trocee el bacón y lo añadí a la pasta, sino que lo puse directamente encima de la patata. La verdad es que quedaron muy resultonas. Las utilicé de guarnición a razón de media patata mediana por comensal.
Como plato principal hice unas empanadas de magro de cerdo con pimientos del piquillo y queso.
Para la masa utilicé la básica para empanadas de la Thermomix, al igual que el sofrito que se utiliza para la empanada gallega de bonito.
El magro de cerdo, cortado fino y después en 4 trozos cada una de las cortadas, lo adobe 24 horas con pimentón dulce, orégano, pimienta, un vaso de vino blanco y aceite de oliva.
Después de estirar bien la masa, la corté con ayuda de unos moldes de aluminio desechables y empecé a montar la empanada:
Primero la masa, el sofrito y la carne, que previamente había sofrito ligeramente, hasta que cambió de color, y que había dejado enfriar.
Después, y como dice el refrán "para gustos colores", hice unas empanadas con queso de cabra de rulo y un pimiento del piquillo, y el resto (para los que no les gusta el queso de cabra) con queso emmental.
Cubrí con la masa, las decoré un poco y las pinté con huevo batido.
Después media hora de horno a 180º y... a la mesa.


Y por último, para cerrar el menú, y con la colaboración en el diseño y elaboración de mi hijo Jordi (4 añitos y con unas ideas en la cocina muy peculiares) hicimos dos tartas, que para eso el cumple era de mi mujer y mio.
Una de bizcocho de 4 cuartos (siguiendo la receta de la Thermomix) cubierto de chocolate negro y kiwi (idea de Jordi) y otro de bizcocho de chocolate (también con una receta básica de Thermomix) cubierto de chocolate blanco y fresas.



Por los comentarios posteriores la comida fue un éxito, así que la próxima vez, y por mucho que acabe agotado, volveré a calentarme la cabeza con el menú.

No hay comentarios: