sábado, 17 de septiembre de 2011

Pechugas a la mostaza


Esta es otra de las recetas reinventadas por mi familia. La receta original, Tournedos Flambeados, era otra de esas recetas sacadas de la revista “Guiacocina” que fue adaptada y “abaratada” cambiando la carne de ternera por las pechugas de pollo, convirtiéndola en todo un clásico de las reuniones familiares

Ingredientes (4 personas):
4 pechugas de pollo a filetes
16 ramitas de romero
1 vaso de mostaza americana (la medida es aproximada y es la mostaza típica de las hamburguesas)
1 vasito (de los de vino) de coñac
400 ml de nata para cocinar
100 gr de mantequilla o margarina
Sal


Elaboración:
Se salan los filetes de pechuga y se untan por los dos lados de mostaza. Al acabar de untarlos por la parte de arriba se les pega, presionando un poco, una ramita de romero a cada filete. Se dejan en maceración entre 30 y 60 minutos.

En una sartén grande, se deshace la mitad de la mantequilla y se van friendo los filetes, poniendo siempre en primer lugar en contacto con la sartén la ramita de romero. Cuando veamos que cogen color por esa parte, con cuidado de que no nos caiga el romero, les damos la vuelta y seguimos friéndolos.
Si no caben todos los filetes en la sartén se sacan de la misma y se reservan hasta que estén todos hechos. La mantequilla restante se va añadiendo si vemos que la sartén se queda sin líquido, ya que las pechugas absorben un poco del mismo.
Una vez hechos todos los filetes los “acomodamos” de nuevo en la sartén, con el romero hacia arriba e intentando que siempre quede el mismo a la vista. Añadimos el vaso de coñac y los flambeamos. No hay que preocuparse si se quema el romero ya que le da mejor sabor.
Cuando se apague el coñac añadimos la nata y dejamos, a fuego suave, 30 minutos. 


Consejo de degustación: la salsa resultante está para chuparse los dedos, así que os recomendamos que tengáis a mano una buena barra de pan.

No hay comentarios: